Al comienzo de cada año «empresarial» es necesario que hagamos una revisión de nuestro Plan de Marketing. En el caso de no contar con un plan que afiance y justifique las acciones que realizamos para mejorar nuestro negocio, te contamos cómo crear un Plan de Marketing adaptado a tu empresa…

 

Cómo crear el Plan de Marketing

1. Define tus clientes potenciales

Una de las primeras cosas a considerar al iniciar un Plan de Marketing es qué tipo de clientes tenemos. Es muy difícil estar 100% correcto, por eso creamos clientes ideales. Este será un avatar que nos puede ayudar a comprender las características de las personas que compran o usan nuestros productos o servicios.

Por ejemplo, la crema ideal para cuidar es una mujer de mediana edad de entre 30 y 40 años que se preocupa por su apariencia. Si la crema es cara, entonces la mujer debe tener un nivel de ingresos más alto, seguramente cuente con un empleo estable. Esta situación le permite obtener el producto sin ningún problema, y ​​puede reutilizar el producto para conseguir un mejor resultado. Todos estos datos son necesarios para que nuestras acciones tengan sentido y no acabemos llegando a un público al que no le interesamos.

Esta es una de las bases del marketing digital: crear clientes ideales para crear productos exitosos. No se trata solo de dirigirse al público objetivo, sino también de crear una idea que sea el avatar del cliente ideal al que apunta nuestra publicidad. Por lo tanto, inventamos, creamos y visualizamos las necesidades de los clientes ideales, con las que formulamos estrategias que les permitieran obtener nuestros productos.

 

2. Analiza tu producto o servicio

Tan importante o más importante que el primer paso, el siguiente paso es realizar un análisis en profundidad de los productos o servicios que vamos a vender al público.

En el Plan de Marketing es necesario desarrollar ciertos análisis como el DAFO para comprender nuestro producto o servicio. De esta manera, podemos elaborar un análisis completo para identificar las debilidades y fortalezas del producto, así como las oportunidades y amenazas. Existen otro tipo de análisis que podemos realizar con la ayuda de profesionales marketeros.

Por ejemplo, tenemos un hotel con una excelente ubicación en el centro de Madrid, pero no tiene estacionamiento. En acciones de marketing, nos centraremos en mostrar los beneficios de la ubicación. Destacaremos todo lo bueno que tiene el centro de la ciudad de Madrid, la comodidad de tener todo a mano. Es importante enfatizar en las fortalezas e intentar mejorar las debilidades y amenazas de nuestro negocio.

Este análisis nos permitirá tener un conocimiento completo del producto o servicio que utilizaremos, y poder ajustar la estrategia de comunicación de una manera más optimizada.

 

3. Estudia la competencia e investiga el mercado

Otro punto importante a la hora de crear el Plan de Marketing es nuestra competencia. Para comprender la competencia, estudiamos productos, comenzamos a evaluar competidores potenciales y nos enfocamos en el mercado de productos competidores. De esta forma, sabremos qué buscamos en este espacio, qué quieren los compradores o clientes y en qué nos diferenciamos.

Si este es el caso, y vamos a realizar una campaña publicitaria en un nuevo portátil, entonces tendremos que saber cuáles de sus competidores directos son. Una vez descubierto, se descubre que el producto tiene funciones que otros productos no tienen, y esta característica se utiliza para jugar un papel importante en el mercado ferozmente competitivo. Esta es la clave para el posicionamiento del producto, si se hace correctamente, puede marcar la diferencia entre las cosas olvidadas y las que siempre están en una buena posición.

Actualmente, el mercado de casi cualquier servicio o producto es tremendamente competitivo y existen ligeras diferencias en los servicios o productos que ofrecen muchas marcas. Sin embargo, a través de una investigación en profundidad sobre la competencia, se puede elaborar una estrategia ganadora, que superará a otras marcas no solo al comienzo del lanzamiento, sino también en la posición estratégica durante muchos años.

4. Crea una estrategia de venta

En cuanto a la estrategia de precios y ventas a seguir, esto es lo que mucho valoran nuestros clientes. Lanzar un nuevo producto o servicio es la forma más común y efectiva de ingresar al mercado. Esta es la razón para ejecutar la estrategia de precios y ventas, comprobaremos el nivel de ventas en base al primer precio y aumentaremos el primer precio en base a ese precio.

La escala de valor puede ayudarnos a promover productos o servicios, y su valor real no será ni demasiado alto ni demasiado bajo. Por lo tanto, debe repararse desde el principio.

Si queremos lanzar una serie de ofertas al inicio, debemos dejar claro que este no siempre es el precio, para que podamos incentivar la compra de productos promocionales, y la gente también conocerá el producto.

Conocer el valor de los productos que vendemos puede incrementar su precio y resaltar su valor, y el público objetivo no disminuirá. Es necesario realizar una investigación en profundidad utilizando los datos recopilados en los pasos anteriores. Nos ayudará para que esta escala de valores se pueda establecer en función del precio de la mejor y más segura manera.

5. Establece una estrategia de captación

Tras la definición del público objetivo y los productos o servicios con los que estamos trabajando, debemos preparar una estrategia de captación. Las actividades de marketing online se basan en una serie de estrategias continuas, que se modifican constantemente a medida que avanza el proceso. Ante el cambio, no puedes quedarte estático, y el marketing es fundamental, porque si no te adaptas a diversas situaciones, no podrás sacarles el máximo partido y triunfar.

El contacto con el público debe ser excelente. Tenemos que dejar huella y grabar el servicio o producto en su memoria, lo cual es un proceso progresivo. No intentes vender a alguien que no te conoce de nada. Hay que ofrecer contenido de calidad, corporativo y ofertas para captar su atención hasta que completemos las fases del embudo de ventas.

Cuando se capture suficiente tráfico, será necesario ampliar la información. Mantente en contacto con los clientes y hazles saber sus necesidades, qué les puede aportar este servicio o qué cambios les traerán los productos que les interesan. Establecer conexiones relajadas e informales hará que el público se sienta bienvenido, porque hoy en día, no se trata solo de vender cosas, sino de hacer que la gente se sienta parte de ello. Esto no es accidental. En marketing no hay nada que improvisar, los marketeros sabemos que debemos desarrollar e investigar a fondo las acciones de marketing que vayamos a poner en marcha.

 

Conclusión para crear un Plan de Marketing

En Crader Digital podemos ayudarte a establecer las bases del Plan de Marketing para potenciar al máximo los beneficios de tu empresa. No dudes en consultarnos, sin compromiso, cualquier cuestión que pueda surgirte. Nosotros somos especialistas en marketing digital y contamos con un equipo que te prestará la atención que necesitas.